viernes, 12 de febrero de 2010

EL REFUGIO

En esta primera entrada quería dar a conocer que no es oro todo lo que reluce con respecto a la protectora "EL REFUGIO".
No señores, no se trata así a la gente.
Toda una carrera de obstáculos. Cuando te cojen el teléfono para darte direcciones te dicen que vayas a una gasolinera y preguntes allí, que no te dan una dirección exacta. Pero si con todo y con eso consigues llegar, acabas de empezar los obstáculos. Para empezar nadie te abrirá la puerta, deberás esperar pacíficamente teléfono en mano a que alguien te responda al teléfono o pase por allí y te abran la puerta.
No contentos con eso, y para poner las cosas más difíciles, te atenderán de malos modos diciéndote qué perro quieres, no te preguntan. Te dicen "este". Pero aunque digas que sí, todavía te queda un larguísimo camino.
No te lo puedes llevar. Vas a adoptar un perro, llegas al refugio, consigues entrar y te dicen que no te dan al perro que tienes que ir a buscarlo a la clínica en Arturo Soria. Preguntas que si hay algún perro que te puedas llevar ese día y te dicen que no. Además, si contestas que el perro va a estar dentro de una casa con jardín y que podrá salir cuando quiera, te dirán luego por teléfono que no eres apta para tener un perro.
Todo esto, con malas caras y malos modos. Y encima, no cogen el teléfono si te pierdes en la montaña para preguntar cómo se llega ni admiten sugerencias o quejas.
Yo lo siento muchísimo por los perros, muy poca gente habrá que llegue a la meta de esta carrera de obstáculos. A mí, me tiraron en el camino.
Para más información
http://www.ciao.es/El_Refugio__Opinion_1740285

1 comentario:

  1. TELA!! Eso es hacer bien las cosas y lo demás son tonterias...

    ResponderEliminar